jueves, 9 de julio de 2009

El adiós a Michael Jackson


Cerca de las 11 de la mañana en Los Ángeles comenzó el funeral de Michael Jackson. El encuentro se realizó en el Staples Center, lugar donde el Rey del Pop ensayaba para sus presentaciones en Londres. Sus padres, hermanos e hijos estuvieron presentes y actuaron Lionel Richie, Mariah Carey, Stevie Wonder, Usher y Jennifer Hudson, entre otros. También pronunciaron emotivos discursos personalidades como Magic Johnson, Queen Latifah, Brookke Shields, Smokey Robinson, y la hija de Michael, Paris. Más de 2 millones de personas han intentado asistir a estos servicios fúnebres, y se inscribieron a través de Internet, pero fueron vistos en el Staples Center sólo por 11.000 espectadores. Otros 6.500 fanáticos, pudieron apreciar lo que allí ocurrió desde el Nokia Teather, a través de pantallas gigantes.

La ceremonia comenzó con las palabras del cantante y compositor Smokey Robinson, quien se encargó de leer testimonios enviados por Diana Ross y Nelson Mandela. Luego del discurso del pastor Lucius Jackson, Mariah Carey interpretó la famosa canción de los Jackson 5 “I´ll be there”.

“Vengo en representación de los millones de fans de Michael de todo el mundo”, dijo posteriormente la conductora y actriz Queen Latifah. “Es la estrella más grande de la Tierra”, agregó. Luego de la actuación de Lionel Richie, fue el turno del discurso para Barry Gordy, fundador del célebre sello Motown, seguido por una emotiva interpretación de Stevie Wonder, quien dijo “estar en paz por haberle dicho muchas veces cuánto lo quería a Michael”. Luego de las palabras del astro del básquetbol Magic Johnson (quien participó en un video de Jackson), la participante de American Idol Jennifer Hudson cantó “Will you be there”. Seguido de “Human nature”, a cargo de John Mayer, llegaría uno de los discursos más emotivos del encuentro, el de la actriz Brooke Shields. “Michael era único. El sabía que contaba conmigo y yo con él. Nos divertíamos muchísimo juntos. Ambos sabíamos lo que era ser famosos desde chicos y nos entendíamos. Necesitamos ser adultos desde muy chicos. Cuando estábamos juntos éramos dos niños divirtiéndose. Me hizo reir. Amaba reirse. Su risa era la más dulce de todas. Parecía una persona extraña para los demás, pero no lo era para mi. Para el mundo era un genio, pero para quienes lo conocíamos era un ser divertido, puro, genuino, amante de la vida”. La actriz culminó diciendo que la canción favorita de Michael era “Smile” de Charles Chaplin, tema que a continuación cantó Jermaine Jackson.

Después de las palabras de Bernice King (hija de Martin Luther King) y la congresista Sheila Jackson Lee, Usher interpretó “Gone to soon”. “Significaste tanto para nosotros, y especialmente para mi”, dijo el cantante.

En la pantalla que estaba en el escenario pasaron un fragmento de la presentación de Michael en el Ed Sullivan Show, a los 10 años de edad, interpretando “Who´s living you”. Smokey Robinson, autor de la canción, contó que no podía creer que a esa edad pudiera transmitir tanto sentimiento. Shaheen, de 12 años, participante del programa “Britain´s got talent” fue el encargado de finalmente interpretar la canción, y luego el productor Kenny Ortega explicó que el propio Michael había elegido al niño para que actuara en sus shows en Londres.

“We are the World” y “Heal the World” fueron las últimas canciones del evento, seguidas por una despedida a cargo de los hermanos de Michael, y unas inesperadas palabras de Paris (11), la hija mayor de Michael, quien se quebró en llanto luego de decir que “tenía el mejor padre del mundo y que lo amaba mucho”.


OPINION: ¿ERA NECESARIO?

Durante todo el servicio fúnebre, el féretro donde estaba el cuerpo de Jackson permaneció iluminado enfrente del escenario. A pocos pasos se encontraban, en primera fila, los hermanos, padres e hijos del desaparecido cantante. Ahora bien, ¿era necesaria esa exposición, en especial de los hijos de Michael? Previamente se hizo un funeral para los íntimos, y el del Staples Center era para los seguidores del músico, pero ¿no bastaba con una foto del astro en vez de su féretro? Para ejemplificar esa sensación, resultó chocante durante la performance de Usher, cuando se bajó del escenario y cantó a su lado. No cuestiono la despedida pública, ya que además es una tradición norteamericana, sino ese detalle, que, en mi opinión, estuvo de más.


No hay comentarios: