jueves, 9 de julio de 2009

Más "Sangre fresca" inunda la pantalla


Películas, libros y series relacionados con historias sobre vampiros continúan fascinando al público en todo el mundo. En especial cuando incluyen romance, pero sin dejar de lado aquello que alimenta a estos particulares seres: la sangre. “True Blood” (Sangre fresca en España) es una serie de televisión de la HBO creada por Alan Ball, basada en la novela “Southern vampire” de Charlaine Harris, protagonizada por Anna Paquin (X-Men) que vuelve con su segunda temporada.

La historia se desarrolla en un pueblo de Luisiana, en tiempo contemporáneo. Gracias a una sangre artificial creada en Japón los vampiros pueden abandonar el mundo de las sombras e integrarse en la sociedad, sin tener que alimentarse de sangre humana. Pero no todos se conforman con este invento. Y la sociedad se debate entre la integración o no de los seres “diferentes” y se mezclan además confusos principios religiosos.

Los personajes principales de la serie son Sookie Stackhouse (Anna Paquin), una camarera con poderes telepáticos, y Bill Compton (Stephen Moyer), un apuesto vampiro de 173 años que desea reintegrarse en sociedad. La relación sentimental entre ambos es el motor de la historia, que incluye además de romance, erotismo, crímenes, y sobre todo, mucha sangre.

La segunda temporada comienza con sorprendente asesinato que tiene al pueblo de Bon Temps aturdido. Mientras tanto la relación de Sookie y Bill es puesta a prueba cuando ella descubre la existencia de Jessica –una adolescente vampirizada recientemente- y su vinculación con el asesinato de su tío. Asimismo, Jason, el hermano de Sookie tiene un inesperado golpe de fortuna que le permite pagar un retiro de líderes con la Hermandad del Sol, un grupo de fanáticos religioso que considera diabólicos a los vampiros.


No hay comentarios: