lunes, 31 de agosto de 2009

"James"

Por el, en muchas cosas, demasiado simplista funcionamiento de la industria de la distribución cinematográfica, el prolífico mundo del cortometraje, queda, salvo rarísimas excepciones, condenado a su exhibición sólo en festivales especializados y aislados programas televisivos para noctámbulos sibaritas.

Ganadora de más de 15 premios en diversos festivales internacionales y presente en la edición de este año del Sundance Festival, ‘James’, ópera prima del realizador homosexual Connor Clements, narra, evitando el exhibicionismo escabroso, una sencilla historia de búsqueda de respuestas, la del pequeño James, ansioso de encontrar una figura paternal que no encuentra en casa, que le ayude a entender su propia sexualidad en la muy católica Irlanda del Norte a través de la búsqueda de un adulto que pueda ejercer a la vez el doble papel de figura paterna e iniciático amante.

Atrevida, valiente y honesta, la película de Clements es extremadamente sensible y emotiva y rescata una realidad fruto de la pésima educación con la que se vende a los niños la realidad del ‘mundo adulto’ y sus reglas ideales de comportamiento: los adultos, con abrumadora frecuencia, sienten un mayor pánico a la aceptación de sí mismos.

Para los interesados en la película, en tenerla directamente en casa, desde su página web oficial, los invitan a comprarla.


No hay comentarios: