lunes, 24 de agosto de 2009

Publican informe de Derechos Humanos sobre gays torturados y asesinados en Irak


Human Rights Watch (HRW), publicó a inicios de semana su informe sobre derechos humanos en Irak, donde se da cuenta de la existencia una campaña permanente de homicidios en contra de gays en ese país desde el 2004.

La ONG, sumándose a al rechazo de la comunidad mundial en contra de la homofobia en Irak, agrega en su informe que en lo que va del año se han asesinado a noventa personas.

El informe, que se titula “Buscan exterminarnos” revela que es Bagdad la ciudad más peligrosa para los gays donde se tiene un sinnúmero de víctimas. Las ciudades que le siguen en violencia son Nayaf, Kirkuk y Bassora. La organización de dicha campaña de exterminio está encabezada por el mullah de origen chiíta Muqtada al Sadr.

"La acción de los escuadrones de la muerte se concentra sobre todo en los hombres de los que se sospecha son homosexuales” dice Human Rights Watch. Los castigos a que se somete a estos hombres son de una crueldad indecible. Una de las torturas más terribles y comunes, es la ponerles pegamento en el ano.

HRW revela que los crímenes iniciaron en el 2009 en uno de los distritos más pobres de Bagdad,Ciudad Sadr, extendiéndose luego a varias ciudades.

"Los atacantes entran en sus casas, toman a personas en la calle, las someten a interrogatorios y tortura antes de matarlas para que revelen nombres de otros posibles gays, según cuentan sobrevivientes y testigos” relata el informe de HRW.

Los gays iraquíes exiliados, sobre todo en Gran Bretaña, denuncian que hasta hoy son 480 los gays que han perdido la vida en ese país de Medio Oriente.

Ali al-Dabbagh, representante del Programa de Derechos Humanos en defensa de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales aseguró en días pasados que “Si el gobierno no reprueba y castiga los ataques contra gays, la violencia en su contra no se detendrá”.

La homosexualidad está fuertemente prohibida en buena parte de Medio Oriente Medio, pero Irak se ha vuelto uno de los países de máximo peligro para gays y lesbianas desde que los religiosos tomaron el poder tras la caída de Saddam Hussein.

Pero no sólo los religiosos chiítas promueven la violencia homofóbica, también los sunitas y otros grupos religiosos y étnicos manifiestan esta conducta.

"Estos crímenes sólo ponen de manifiesto el constante y mortal fracaso de las autoridades para imponer la ley y proteger a sus ciudadanos", manifestó Rasha Moumneh, investigador de HRW

No hay comentarios: