lunes, 5 de octubre de 2009

Texas enfrenta dictamen por violar la Constitución al prohibir el matrimonio gay


Una jueza del Estado de Texas dictaminó que cualquier pareja de homosexuales que se haya casado en otro Estado en donde se permita el matrimonio gay, puede obtener el divorcio en Texas, considerando además que la prohibición que mantiene dicho Estado de la Unión Americana sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo es totalmente anticonstitucional.

La magistrada Tena Callahan, dio un dictamen el jueves pasado estableciendo que Texas viola el derecho constitucional a la protección igualitaria con su prohibición.

En el 2005 se hicieron votaciones para aprobar una enmienda a la constitución estatal con la que se ratificaba la prohibición sobre matrimonios o uniones civiles entre personas gays, uniones prohibidas ya en el Código Familiar de Texas.

El procurador general de la entidad, Greg Abbott, desestimó el dictamen de la jueza Callahan, diciend que lo apelara pues ve en todo ello el intento no aprobar la prohibición por la que los votantes optaron.

Rick Perry gobernador de Texas, tampoco estuvo de acuerdo con el dictamen, al que calificó de “fallido” diciendo que debe ser apelado.

"Legisladores y votantes texanos firmaron por la visión de que el matrimonio se define pòr la unión de un hombre y una mujer declaró Perry.

“El dictamen es fallido y debe ser apelado. Confío plenamente en el procurador general Abbott y en que la decisión de los votantes de Texas será respetada, por lo que el matrimonio tradicional será sostenido en nuestro estado", dijo Perry.

La pareja que inició el proceso está conformada por dos hombres que recibieron la autorización para divorciarse en Texas tras haber contraído matrimonio en Cambridge, Massachusetts, en el 2006.

La pareja se mudó a Dallas, ciudad en la que solicitó su divorcio, mismo que, en su momento le fue denegado. El dictamen de la jueza Callahan permitió su separación.

El mes pasado se dio una situación similar cuando un juez del Estado de Indiana les negó el divorcio a una pareja de mujeres que se habían casado en Canadá, cuando dictaminó que al aprobar el divorcio, se violaban las leyes de la entidad que no admiten el matrimonio gay.

En Estados Unidos, los estados que admiten el matrimonio entre personas del mismo sexo son Massachusetts, Vermont, Connecticut e Iowa. En enero del 2010, también será legal casarse con una persona del mismo sexo en New Hampshire.

No hay comentarios: