miércoles, 4 de noviembre de 2009

Despiden a un portero danés por homófobo


Eso es responsabilidad social, y lo demás son tonterías. En Dinamarca, un portero del equipo de primera división FC Midtjylland acaba de ser despedido por sus declaraciones homófobas.

La causa del fulminante despido es la publicación de una autobiografía del portero de origen polaco Arek Onyszko, en la que el deportista ha afirmado sin que le tiemble el pulso que odia a los homosexuales.

Según un comunicado del propio club de fútbol, no les ha quedado otro remedio que despedir al portero, tras leer y discutir la polémica autobiografía. Lo mejor es que Onyszko, uno de los mejores porteros de la liga danesa de la última década, ya estuvo en prisión por agredir a su mujer.

El portero fue condenado el pasado verano a tres meses de cárcel por agredir a su esposa. Una condena que ya le supuso la expulsión de su anterior club, el OB danés.

Posteriormente, el FC Midtjylland decidió contratar por un periodo de dos años al portero para darle una segunda oportunidad y facilitar su reinserción. En consecuencia, las autoridades danesas le concedieron la libertad condicional para que permitirle jugar en la liga. Aunque para concederle la libertad, le impusieron llevar un grillete electrónico.

A este respecto, el club de fútbol ha afirmado que en el momento de contratarlo “sentimos que hicimos lo correcto cuando en verano le dimos una nueva oportunidad tras su condena. Fue castigado, y como todos, tenía derecho a ser ayudado una vez más, pero ha traicionado nuestra confianza”.

Una reacción que es de agradecer, ya que ante hechos como la homofobia o la violencia de género, la tolerancia social debe ser cero.

Más información El Deber.com

No hay comentarios: