miércoles, 4 de noviembre de 2009

El envejecimiento prematuro de los seropositivos


El VIH ha dejado de ser una condena a muerte para convertirse, en la mayoría de casos, en una enfermedad crónica gracias a los antivíricos que se han desarrollado en los últimos años, por lo que empezamos a tener seropositivos que llevan algunos años siéndolo y que, pese a los grandes avances en la materia, siguen sufriendo los estragos de la enfermedad; los más comunes, el envejecimiento prematuro y las pérdidas de memoria.

Se desconoce que provoca los problemas de salud que tienen los seropositivos, si la enfermedad o la medicación, pero lo cierto es que, para el que los padece, poco importa, puesto que sin la medicación estarían muertos.

Una de las enfermedades más comunes que sufren los seropositivos es la senilidad temprana; los médicos se están encontrando con pacientes de mediana edad con problemas de salud que hasta ahora sólo veían en mayores de 80. La más invalidante de todas, la discapacidad cognitiva –frecuentemente se dan pérdidas de memoria a corto plazo-, es además la más común, aunque también es importante el grado de incidencia de la artritis, pérdidas óseas y fallos de órganos.

Esto se suma a que los enfermos del VIH tienen mayor incidencia de resistencia a la insulina, desajustes del colesterol, melanomas, cáncer de riñón e incluso tienen siete veces más posibilidades de contraer cánceres no relacionados directamente con el VIH.

El VIH ya no mata con la agresividad que lo hacía antes pero la vida siendo seropositivo tampoco es fácil y está llena de problemas de salud que hacen que de media vivan unos 20 años menos que el resto de la población.

Más información | NY Mag

No hay comentarios: