jueves, 11 de febrero de 2010

Un preso británico denuncia discriminación porque no lo autorizan a tener revistas porno gay


El centro penitenciario de Dovergate, al noroeste de Londres, autoriza a los presos heterosexuales a que posean y consuman revistas pornográficas pero se lo niega a los homosexuales.

Así puede resumirse la denuncia de John O´Reilly, un prisionero que acusa a las autoridades carcelarias de confiscarle varias revistas de porno gay. Según recoge el Sunday Mercury, las revistas de O´Reilly le fueron sustraídas durante su traslado a otra prisión en Birmingham.

O'Reilly no sólo ha deunciado estos hechos sino que, además, el nuevo centro no le dejará comprar más revistas por haber presentado una queja. En una carta a la revista Inside Time, el preso ha acusado a la prisión de homofobia ya que otros presos sí que tienen acceso a porno para heterosexuales.

"Me dijeron cuando entré que no estaban permitidas las revistas de porno duro", dijo en la carta, en la que añade que desde que le quitaron las anteriores "he tratado de comprar más revistas a través de la biblioteca pero no he conseguido ninguna".

O'Reilly acusa a los directores de la cárcel de prohibir este tipo de contenido por sus convicciones cristianas y opina que sus derechos como persona están siendo vulnerados. "Básicamente ignoran mis peticiones diciendo que las revistas que estoy pidiendo son americanas y no las encuentran”.

La prisión no desmintió las acusaciones de O'Reilly y especificó que las reglas permiten a los encargados de la cárcel que consideren “inapropiado” el contenido de cualquier publicación, sencillamente no admitirla.

No hay comentarios: