martes, 9 de marzo de 2010

Un sindicalista afirma que los homosexuales "dominan" los ferrocarriles en República Checa


La última controversia entre los trabajadores del ferrocarril de República Checa y el gobierno se ha desviado absolutamente de los entredichos esperables y ha incorporado (de la peor manera por cierto) la cuestión “gay”.

La mecha la encendió Jaromír Dušek, líder del gremio que agrupa a los empleados ferroviarios. El sábado último, en declaraciones al diario Lidove Noviny, el sindicalista calificó como “lobby de homosexuales” a la dirección de Ferrocarriles Checos.

No contento con ello, Dušek “arrojó” algunas nombres: “El gay Žaluda está mano a mano con el gay Slameèka. El gay Slameèka va con el gay Novák”. Los apellidos corresponden, respectivamente, al director general de Ferrocarriles Checos, Petr Žaluda, al ministro de Transportes, Gustáv Slameèka, y al director de la Oficina del Gobierno, Jan Novák.

Yo quiero poner ahí un cupo de un cuatro por ciento de heterosexuales, para que tengan igualdad de oportunidades. Les puedo decir que allí me da miedo agacharme para coger el bolígrafo en los pasillos”, remató Dušek, que en tiempo récord se ganó todos los titulares de prensa.. y también todos los pedidos de renuncia.

Según Radio Praga, desde el primer ministro hasta miembros de los propios sindicatos que representa Dušek, han alzado la voz para que el hombre se disculpe o renuncie. Hasta ahora, Dušek no ha mostrado intención de rectificarse de sus dichos.

La comunidad gay le envía un bolígrafo

Mientras tanto, el grupo LGTB de la ciudad de Brno, STUD, ha encontrado una manera ingeniosa de repudiar las palabras homófobas del sindicalista. Le han enviado un bolígrafo con una cuerda “para que no se le caiga” y así el líder sindical “se sienta más seguro en los pasillos de Ferrocarriles Checos y no tenga que agacharse”, dice un comunicado de la asociación.

No hay comentarios: