viernes, 28 de mayo de 2010

Científicos de Canadá piden acabar con la prohibición que impide a los gays donar sangre


No es la primera vez que hablamos de las trabas que ponen muchos países a que los gays podamos donar sangre. Una prohibición ilógica a todas luces, y que lo único que consigue es fomentar la discriminación, y evitar que un sector de la población no pueda donar ese preciado líquido.

Lo positivo es que lentamente, esta polémica medida se va levantando. O al menos, se está abriendo el debate. Por ejemplo en Canadá, un grupo de científicos ha pedido acabar con la prohibición que impide a los gays donar sangre.

La prohibición en Canadá data del año 1983, un año en el que también se prohibió a los gays donar sangre en Estados Unidos por la falta de métodos para detectar el VIH, y este grupo de expertos considera que se ha avanzado bastante en las técnicas de detección del sida como para seguir manteniendo esa absurda postura.

Los expertos, entre los que se encuentra una de las mayores personalidades mundiales en la lucha contra el VIH, Mark Wainberg, creen que la prohibición es negativa en todos los sentidos, ya que “no sólo porque reduce el número de donantes potenciales sino por la imagen que proyecta de estas organizaciones”.

En este sentido, y para garantizar la seguridad en la donación, los expertos han propuesto la creación de unos protocolos similares a los que ya se usan en muchos países, por los que se permite donar sangre a todos los hombres que sean monógamos y que tengan pareja estable.

Más información El Mundo

1 comentario:

Eva Mora dijo...

En México eso pasa y mucho peor. Aquélla vez necesitaba sangre con urgencia y los del INER salieron con tonterías...